Branding Empresarial: Aprende a Dominar el Subconsciente de Tus Clientes

Publicado por

Construir una marca no es una tarea que se realice de la noche a la mañana. Por eso, debes valerte de las herramientas que el branding empresarial te ofrece para diferenciarte en el mercado laboral.

La personalidad de tu marca se define por sus colores, tipografía, logotipos y una gran cantidad de detalles que tienen que destacarte de entre el resto. Además, el tiempo que le dedicas a pulir este aspecto de tu negocio te otorga seriedad delante del público.

La confianza de tus clientes se depositará en una propuesta visual que los haga sentirse identificados, respaldados y satisfechos. Clic para tuitear

En el mundo de los negocios la imagen es esencial y dejar una buena primera impresión lo es aún más.

¿Qué es el Branding? { Micro Conocimiento by @Mazzima

¿Qué es el branding de la empresa?

El branding empresarial le da poder a tu empresa, sin importar el giro al que esta pertenezca. No tienes que sentirte menos que las grandes marcas, ahora puedes elaborar una estrategia única para que te recuerden por mucho más tiempo.

Es así como el branding empresarial busca que crees un vínculo con tu audiencia para que puedas obtener su fidelidad. Esto te abre un espacio importante dentro de la mente de las personas y en la sociedad.

De esta manera, tu rentabilidad mejora y te conviertes en algo más que un producto que satisface una necesidad.

Con una buena estrategia de branding empresarial te conviertes en un modelo a seguir, una referencia indispensable que debe ser recordada. Te vuelves parte de la historia. Clic para tuitear

Aquí tu empresa debe apoyarse en los recursos visuales como la tipografía, el uso del color, logotipos, aunque también de la semántica y el vocabulario para expresarte y ser entendido de la manera que quieres.

Si no puedes definir a tu empresa en tres líneas entonces no eres capaz de hacerle entender de manera sencilla a la gente de qué se trata tu negocio. Menos palabras y más significados, tus posibles consumidores van a sentir rechazo hacia lo que sea muy complicado.

En el diseño de este branding empresarial se asegura que existan los canales de comunicación efectivos entre tú y las personas, lo cual te guiará hacia el camino correcto para aumentar la empatía con los demás.

Elementos del branding

  • Creación de un nombre. Piénsalo bien antes de definirlo. Una vez que te decides por algo, serás llamado de esa forma y cambiarlo podría incluso traerte pérdidas de dinero al bajar tu posicionamiento.

Busca algo que sea fiel a tu personalidad, acorde a la estrategia que estás formando para tu marca y que transmita la imagen que quieres dar. Puedes utilizar nombres propios, acrónimos, referencias geográficas o metáforas, ¿cuál elegirías tú?

  • Identidad Corporativa. En este caso no solo se hace énfasis en diseños gráficos que ilustren una metáfora, si no de las ideas, emociones, sentimientos, sensaciones, principios, valores y aspectos filosóficos de tu marca.

En este rubro podemos encontrar tanto el logotipo como el diseño arquitectónico que tendrá tu empresa. Todos estos elementos van en sintonía y refuerzan el concepto de tu negocio.

  • Posicionamiento. Esto no solo se logra con los trending topics de redes sociales, si no especialmente en la mente de tus consumidores.

El branding empresarial es la fórmula para ganar un lugar privilegiado en la mente de la gente, una imagen que perdure en el tiempo. La idea es que se conviertan en tus seguidores sin gastar en tanta publicidad.

  • Lealtad de la marca. Crea toda una experiencia para tu cliente cada vez que use un producto que diseñó tu marca. Entre mejor se sientan con los resultados, más probable será que vuelvan a adquirir algo de tu empresa.

Genera una confianza entre tu público y tu marca, así hasta ellos mismos poco a poco se encargarán de hacerte publicidad con sus familiares, amigos y conocidos. Una vez creada una vinculación de este tipo, hasta el precio dejará de ser uno de los factores más importantes para tus seguidores.

Branding corporativo

Cuando piensas en marcas de ropa, comida rápida, aparatos electrónicos y autos de lujo, ¿qué marcas se te vienen a la cabeza? Todas las opciones que se te ocurrieron fueron el resultado de un branding eficiente.

Este tipo de branding empresarial se encarga de hacer que todas las características de tu negocio comuniquen algo, ya sean tangibles o intangibles.

Crea, diseña y gestiona los activos, de una marca en concreto, que puede traer consigo un producto o servicio. La marca tiene que responder a su público, interactuar con él de forma honesta y cumplir su compromiso humanitario con la sociedad.

Branding personal

A diferencia del corporativo, este tipo de branding empresarial diseña una marca que es representada por una persona. Dicho individuo crea una imagen que sirve para mercadearse.

Por ejemplo, artistas como Lady Gaga, Selena Gómez y Shakira usan su marca personal para vender sus discos, su ropa, perfumes y cualquier otro producto, los cuales van a comprar sus fieles fans solo porque sus nombres están impresos en estos.

Como ya hemos mencionado, un buen branding genera fidelidad en tus consumidores y, sin importar qué les vendas, ellos comprarán lo que les ofreces. Esto sucede porque con una marca personal te vuelves un individuo único que representa un ejemplo para los demás.

¿Cómo hacer branding?

  1. Primero debes definir cuál es el objetivo de tu marca y si está representado por un producto, servicio o por un individuo. Debes realizar un conocimiento profundo del mensaje que quieres dar y hacia dónde te diriges.
  2. Elabora un logotipo, tipografía y selecciona una paleta de colores que vaya acorde a tu marca y el concepto como tal. Recuerda que una imagen comunica más que mil palabras.
  3. Involúcrate como marca con tus clientes. Hazlos sentir cómodos e identificados, preocúpate por sus problemas y ocupa gradualmente un espacio en sus mentes que permanezca con el pasar de los años.
  4. Asegúrate de diferenciarte del resto del mercado laboral. Investiga quién más ofrece lo que tú estás haciendo y busca en ti características originales que les den a tus consumidores una sensación fresca.
  5. No olvides comunicarte y ser transparente con tus seguidores, recuerda que de esto dependerá tu posicionamiento como empresa dentro de la sociedad a largo plazo.

Ejemplos de branding empresarial

McDonald’s es una empresa de comida rápida que también ganó una reputación de comida poco saludable. Su branding empresarial los ayudó a modificar la visión que la gente tenía de ellos integrando el color verde oscuro a su logotipo con la “M” gigante que todos conocemos.

Esto le otorga una imagen más adulta, seria y sobria, además de contar con una calidad que ha mejorado. Asimismo, sucedió con su identidad corporativa, la cual modifica su diseño arquitectónico y observamos locales con mobiliarios más formales.

Por otro lado, tenemos a la reconocida tienda de equipos electrónicos Apple, la cual utilizó un branding que integra todas las características de la imagen visual de la marca.

Su naming, el logo, sus tiendas y demás te hacen identificar de forma indiscutible cuando estás frente a un equipo perteneciente a la marca de la manzana.

Conclusiones

Es indispensable que antes de dar cualquier paso conozcas a profundidad el mensaje que deseas dar como marca. Todos los aspectos de la imagen visual de tu empresa deben ir en concordancia para potenciar tu impresión en la gente.

El branding empresarial es una estrategia muy eficaz si la sabes realizar con sabiduría. El nombre, el logotipo, el eslogan, la tipografía y hasta la arquitectura de tu negocio deben transmitir el mismo concepto y objetivo.

Aprovecha esta oportunidad para subir tu posicionamiento y entregarle al mundo un mensaje para mejorarlo. ¿De qué manera deseas ser percibido a partir de ahora dentro del mercado?

Te puede interesar:

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *