gastos hormiga

Consejos y Trucos para Evitar los Gastos Hormiga en Tu Vida y en el Negocio

Publicado por
3.7
03

Llega el fin de mes y cuando revisamos el estado de las cuentas nos fijamos que hemos realizado pequeños egresos que, en suma, se han convertido en una gran cantidad de dinero que hemos perdido.

Si te ocurre esto muy seguido, es porque sin darte cuenta estás cayendo en los conocidos gastos hormiga que están afectando significativamente tus cuentas.

Gastos hormiga, ¿qué son?

Los gastos hormiga son pequeños desembolsos de dinero que hacemos casi a diario en cosas que no teníamos planificadas dentro de nuestro presupuesto. Por ejemplo, cuando compramos un café, o cumplimos un antojos de dulces, compramos refrescos, hacemos compras impulsivas de materiales en oferta pero que realmente son innecesarios, entre otros.

Si nos ponemos a enlistar todos los pequeños gastos que hacemos durante al mes, notaremos que aunque en principio parecen  insignificantes, al sumarlos se vuelve una fuga de dinero importante que podríamos haber invertido en otras actividades mucho más productivas.

Si te sientes identificado con la descripción anterior, no te sientas mal, aunque no lo creas que eres el único. Realmente este tipo de gastos es muy común entre las personas, sin importar a qué se dedican o sus actividades cotidianas.

Todos los pequeños egresos que realizamos fuera de presupuesto actuando guiados por nuestros impulsos se conocen como gastos hormiga. Clic para tuitear

¿Cómo afectan los gastos hormiga a tu vida o empresa?

Si somos de los que llevamos la previsión de planificar o presupuestar todos nuestros gastos, sabremos exactamente cuánto dinero se nos va en los gastos hormiga. Es más, si somos lo suficientemente organizados con nuestro dinero, posiblemente tendremos dentro del presupuesto una partida para esos extras o antojos que surgen durante el mes.

Pero si no pertenecemos a los planificados, y por el contrario somos gastadores desmedidos, cuando nos sentamos a recordar los gastos que hemos realizado la última semana, nos damos cuenta que en complacer algunos caprichos hemos perdido dinero que seguramente hoy nos hace falta para algo mucho más importante.

Y es que cuando realizamos compras actuando de manera impulsiva, guiados prácticamente por nuestras emociones en vez usar la razón, afectamos directamente nuestras finanzas, desequilibrando nuestro presupuesto, y aquel dinero que podríamos haber invertido en desarrollo personal o de la organización se fue para no volver.

Otra desventaja de actuar sin planificación de los gastos es la imposibilidad de ahorrar, lo que realmente es algo muy malo, porque los ahorros nos permiten estar preparados ante eventualidades o crear fondos para actividades organizacionales específicas dirigidas para los trabajadores sin necesidad de gastar de nuestro presupuesto mensual para ellas.

Ejemplos de gastos hormigas

Veamos a través de los siguientes ejemplos alguno de los gastos hormigas más comunes en la empresa y nuestra vida:

  • Transporte

Aunque todos deseamos un coche, cuando evaluamos los gastos semanales que derivan de él, comenzamos a considerar utilizar con más frecuencia el transporte público.

Cuando analizamos o relacionamos el costo tan elevado de los combustibles y el tiempo que perdemos en el tráfico, observamos lo realmente costoso que es trasladarse en automóvil. Si también añadimos los gastos de estacionamiento y parquímetros, tenemos un egreso considerable generado únicamente por el uso del carro.

Por eso es recomendable usar transporte público que es mucho más económico, también podemos hacer uso de la bicicleta o caminar. Pensemos que al usar estas otras opciones, además de ahorrar, contribuiremos a la conservación del ambiente.

  • Comer fuera de casa

Desayunar o comer diariamente fuera de casa es uno de los gastos más grandes que realiza una persona. Esto no quiere decir que no podamos salir uno que otro día a comer fuera, el problema es cuando lo hacemos todos los días.

Se ha demostrado que llevar los alimentos desde el hogar le puede llegar a ahorrar a una persona hasta el 50% en comparación con lo que pagaría en un restaurante.

Solo con disminuir la frecuencia con la que comemos en la calle podemos lograr ahorrarnos hasta un 50% de lo que gastaríamos en restaurantes. Clic para tuitear
  • Compras impulsivas

Todos hemos sido víctimas de las compras impulsivas y, aunque no lo creamos, ellas son el principal enemigo del ahorro.

Para demostrarlo hagamos una prueba. Durante una semana vamos a escribir en una libreta nuestros gastos, los incluiremos todos, por más insignificantes que parezcan. Al finalizar la semana observaremos la enorme cantidad de gastos hormiga que hemos realizado a consecuencia de las compras impulsivas.

  • Servicios innecesarios

Es muy común que, actuando por impulso, realicemos contrataciones de servicios  innecesarios. Por ejemplo el cable, servicios de streaming de video o música, o también servicios de telefonía que no utilizamos.

  • Salidas de noche

Todos en algún momento hemos salido de fiesta y cuando regresamos nos fijamos que hemos dejado la quincena en una sola noche de diversión.

Esta situación es sumamente compleja, porque nos deja sin recursos hasta el siguiente pago. Lo recomendable es que al salir elaboremos un presupuesto de salida estableciendo un límite de lo que podemos gastar.

  • Antojos

Los antojos también podemos agruparlos en la categoría de las compras impulsivas, ya que son de los mayores gastos que generamos semanalmente.

Bajo la excusa de “me voy a dar un gusto” compramos y compramos cosas que se transforman en la piedra de tranca que imposibilita nuestra capacidad de ahorro.

Esto no significa que eliminaremos los antojos de nuestra vida, sí podemos darnos nuestros gustos de vez en vez. Pero el problema está cuando lo volvemos un hábito y gastamos prácticamente a diario en ellos.

¿Cómo evitar los gastos hormiga en la empresa?

Para deshacernos por completo de los gastos hormiga en nuestra vida, vamos a seguir los siguientes consejos:

 1. Consume inteligentemente

Esto quiere decir que a la hora de realizar una compra primero debemos pensar si será realmente útil para nuestra vida la adquisición de este objeto. Otro consejo para realizar compras inteligentes es planificar las compras elaborando una lista y buscar siempre los mejores precios disponibles en el mercado.

2. Ahorra

Apenas comencemos a consumir de manera inteligente, evitando los gastos hormiga, vamos a notar que comenzaremos a tener más dinero que antes.

Lo aconsejable es que este dinero extra lo ahorremos. Podemos armar un fondo de reserva o de emergencias en caso de contingencia. También podemos destinar estos ahorros para implementar planes para el personal de la empresa.

3. Invertir

Además del ahorro o como consecuencia de este, el dinero extra que vamos acumulando lo podemos invertir en otras cosas o activos financieros que generen más dinero a la empresa.

4. Elabora un presupuesto

Un presupuesto nos permite planificar los gatos, para ello debemos conocer primero cuántos son nuestros ingresos y en función de ellos cubrir nuestras necesidades principales, deudas y destinar una parte de ello al ahorro.

El principal secreto para hacer frente a los gastos hormiga es la elaboración de presupuestos mensuales que nos permitan planificar nuestros gastos. Clic para tuitear

Conclusión

Los gastos hormigas son todos los desembolsos extras que realizamos fuera de nuestro presupuesto y que generalmente incurrimos en ellos seguidos por nuestros impulsos y emociones.

Aunque al momento de realizarlos parecen insignificantes, al sumarlos al final de mes se han convertido en un gasto realmente grande.

La principal herramienta que podemos aplicar para evitarlos es la planificación de nuestros presupuestos, en la que consideraremos nuestras necesidades principales y, una vez cubiertas, podremos destinar algunos fondos al ahorro y el sobrante para darnos nuestros gustos.

Te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *