Principales desafíos de la distribución logística en México

La relevancia y la velocidad con la que crece la industria logística de recursos y productos en México han sido de las más aceleradas. También es una de las industrias que se ha enfrentado a más desafíos. Ante ello, la incorporación de plataformas de logística en México es una decisión estratégica que ayuda a las empresas a su desarrollo.

Como en la mayor parte del mercado latinoamericano, uno de los retos que debe superar la logística en México está relacionado con los altos costos operativos. En ese sentido, buscar opciones que mejoren la calidad del servicio y aporten competitividad en el mercado es fundamental.

Una plataforma logística facilita soluciones innovadoras en la optimización de rutas por lo que es el primer paso hacia un servicio eficiente, de calidad y con el foco de atención puesto en la satisfacción del cliente.

Altos costos de distribución

Los costos de la distribución logística incluyen aspectos tan variados como la flota vehicular y su mantenimiento, el combustible, los equipos de traslado y almacenamiento adecuados a los diferentes productos, e incluso servicios de garantía y seguros para la mercancía, los recursos humanos y la propia flota.

Sumado a ello, la infraestructura precaria dispara los costos de la industria. Entonces, mantener los costos en indicadores adecuados respecto de la inversión y los beneficios es fundamental para el sostenimiento del negocio en el tiempo.

Baja calidad en el servicio

Los clientes son cada vez más demandantes. Luego, la falta de planes de acción en las empresas puede causar insatisfacción en cuanto a la entrega y la relación con el consumidor final. Ofrecer servicios eficientes, con una mirada Customer Centric y estrategias de omnicanalidad, son algunos aspectos claves en la logística actual.

La logística actual requiere planificación, ejecución y control. Para ello es fundamental no solo contar con información de valor hacia el interior de la empresa, sino también garantizar la entrega de los productos en tiempo y forma y dar al cliente la posibilidad de seguir el estado del envío.

Un tipo de comunicación abierta, clara y con información precisa aporta confianza en el vínculo con el cliente, lo cual, finalmente, se traduce en buenos indicadores del NPS (Net Promoter Score o indicador para la medición de la lealtad del cliente), por ejemplo.

Poca o nula planeación de rutas

La planeación de rutas es la estrategia primordial de todo servicio de logística porque mejora los tiempos de traslado, recolecta datos de valor para la empresa y optimiza los recursos.

Para ello, es estratégico contar con una plataforma confiable y escalable, que permita optimizar los recorridos y hacer la asignación de las hojas de ruta con el mejor margen de ganancias posible.

En México, los embotellamientos y atascos de tránsito o los problemas de inseguridad son variables a los que los servicios de logística deben hacer frente. Dejar esto a criterio del conductor, no solo pone en riesgo a la persona, el activo y la carga, sino que además no garantiza ningún control sobre los costes asociados.

Un sistema de planeación de rutas optimiza recorridos con base en criterios clave como la cantidad de kilómetros, las zonas de riesgo, la distancias a recorrer y la cantidad de entregas previstas.

Luego, de surgir imprevistos o situaciones de contingencia se dispone de los datos necesarios para tomar decisiones ágiles que no entorpezcan el proceso.

Clientes insatisfechos debido a malas experiencias

El estudio de consumo de EY-Parthenon en relación con “Perspectivas de consumo para el cierre del 2021”, señala que si bien el consumidor apuesta por el regreso a las actividades del mundo prepandemia, el consumo por comercio electrónico seguirá en alza, al menos durante los próximos 5 años.

La satisfacción del consumidor final en un proceso de entrega y logística es un indicador clave para la continuidad del negocio. La carga, en suma, es de tanta importancia para la empresa que la comercializa como para el cliente que la recibe. Un cliente que no se sienta cuidado al momento de la entrega es una pérdida en la cadena de suministro.

Una plataforma logística mejora la comunicación con el cliente y otorga visibilidad en el proceso: informa el estado de los pedidos, las reprogramaciones o cualquier información importante en relación con la entrega.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *