Manejo de Crisis Empresarial

Manejo de Crisis Empresarial: Guía Completa para Crear una Estrategia Efectiva

Publicado por

El entorno, los diseños de gestión corporativa e imagen, las decisiones tomadas o dejadas, todo esto se puede convertir en amenazas para la empresa. Siempre estaremos expuestos a ellas, evitarlas a veces es imposible, pero cuando aparecen debemos recurrir a un correcto manejo de crisis empresarial.

El manejo de crisis empresarial hace referencia a las acciones realizadas que permiten identificar amenazas y vulnerabilidades, además de señalar posibles impactos sobre los procesos o estructura. Estas ayudan al diseño de estrategias para sobrellevar las amenazas o librarnos de ellas.

El manejo de crisis empresarial hace referencia a las acciones realizadas que permiten identificar amenazas y vulnerabilidades y señalar posibles impactos sobre los procesos o estructura. Clic para tuitear

¿Cómo identificar una crisis en tu empresa?

Lo primero que se debe hacer para identificar una crisis es diferenciarla de otros incidentes que pueden ocurrir. Para ello, entenderemos las crisis como situaciones internas o externas, previsibles o no, que ponen en riesgo la imagen, la actuación y las relaciones dentro y fuera de la organización.

Las crisis las podemos identificar porque:

  • Generan impactos dentro de la organización que alteran las dinámicas regulares de los procesos empresariales.
  • Aparecer de manera inesperada.
  • Pueden provenir tanto de factores internos como externos, fuera del control de la organización. Por ejemplo, políticas económicas, cambios sociales, fenómenos naturales, accidentes industriales u ocupacionales, huelgas, entre otros.
Las crisis empresariales generan un impacto dentro de la organización que altera las dinámicas regulares de los procesos empresariales Clic para tuitear

Manejo de Crisis Empresarial

¿Cuándo es el mejor momento para actuar?

Cuando aparecen situaciones que rompen el normal funcionamiento de la organización, se debe proceder inmediatamente a implementar el manejo de crisis empresarial. Su efectividad va a depender de las estrategias que previamente hayamos establecido.

Se debe proceder inmediatamente al manejo de crisis empresarial cuando aparecen situaciones que rompen el normal funcionamiento de la organización. Clic para tuitear

Aunque no es imposible, es difícil pensar en acciones que solventen el problema al mismo tiempo que este se presenta. Puede suceder que el mismo deseo de arreglar rápidamente la situación nos haga pasar por alto algunas variables o no contar con los recursos necesarios para resolverlos.

Por esto, el mejor momento para actuar y proceder a gestionar las crisis empresariales es antes de que ocurran. Como en muchas áreas, prevenir es la clave para el manejo de las crisis. Proyectar situaciones permite identificar sus orígenes y ayuda a elaborar estrategias efectivas.

Imaginar eventos que pueden suscitarse dentro de la empresa, o en cambios del entorno, nos permite ganar tiempo, sin entrar en incertidumbre o indecisión, permitiendo dar respuestas claras, precisas y acertadas que representen el éxito del manejo de crisis empresarial.

La estrategia del manejo de crisis empresarial

Una vez comprendida la importancia de contar con buenas estrategias de manejo de crisis empresarial, el siguiente paso es diseñar un plan propio. Ante esto pueden surgir varias dudas como: ¿qué factores debo considerar?, ¿qué hacer primero?, ¿quiénes lo elaboran?, ¿qué recursos necesito?

A continuación te explicamos todo lo necesario para elaborar un buen Plan de Manejo de Crisis Empresarial.

La gestión o manejo de crisis empresariales comprende todas las acciones o medidas tomadas para abordar los distintos escenarios a presentarse. Por ello, es importante diferenciar, en una línea de tiempo, tres momentos diferentes:

  1. La precrisis, o etapa de prevención
  2. La crisis
  3. La postcrisis o etapa de recuperación

La precrisis es la etapa más importante, porque aquí se proyectan todos los escenarios de riesgo posibles; analizaremos nuestras fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas, (FODA). Con ello elaboraremos estrategias, es decir, nuestro Plan de Manejo de Crisis Empresarial.

En esta primera etapa seguiremos los siguientes pasos:

  • Evaluación e identificación

Se recomienda aplicar auditorias a los riesgos conocidos posibles. Se pueden realizar análisis de riesgos por actividad o proceso productivo. También es viable realizar los simulacros y ejercicios planteando diferentes escenarios.

  • Comité de crisis

Luego de identificar los riesgos, se debe armar un comité, presidido por los máximos ejecutivos de lo organización e integrado por los responsables de las áreas involucradas.

Cada integrante, desde su área, debe hacer evaluaciones de riesgos, aportar sus conocimientos y recursos, elaborar medidas preventivas, mitigantes, correctivas y de recuperación, y asumir responsabilidades en la toma de decisiones en momentos de crisis.

  • Elaborar el Plan de Manejo de Crisis Empresarial

Después de haber concluido los pasos anteriores se procede a la elaboración de un plan estratégico. Este debe contener una descripción de todos los procesos y los riesgos identificados, e instrucciones y procedimientos a seguir para atender cada emergencia

Tiene que ser elaborado con participación de expertos en la materia u área a verse afectada, y debe ser revisado y actualizado periódicamente en función de los cambios de la organización o el entorno.

A continuación se presenta la estructura recomendada para elaborar un Plan de Manejo de Crisis Empresarial:

Es importante que al finalizar este plan se haya dado respuesta a estas interrogantes: ¿Qué hacemos ante una situación determinada?, ¿cómo lo hacemos?, ¿en qué momento?. Mientras más información y detalle contenga este plan, mejor permitirá atender la crisis con rapidez y efectividad.

Medir la efectividad de tu plan de crisis empresarial

Al haber cumplido la etapa de precrisis, y después de terminar la elaboración del plan correspondiente, tendremos una herramienta con estrategias definidas para atender cualquier emergencia, con especificaciones puntuales para cada momento de su desarrollo.

Una manera de evaluar la efectividad de un Plan de Manejo de Crisis Empresarial es por medio de simulacros. Ellos permiten observar bajo situaciones controladas las respuestas de la organización con respecto al evento y detectar debilidades y establecer medidas para su resolución.

Al presentarse la crisis solo se aplica el plan. Es normal que durante la emergencia se presenten situaciones no consideradas al momento del diseño. Cuando esto ocurre, el comité actúa tomando decisiones en base a los aportes de conocimientos de cada área.

Por ello es importante que estén bien definidos los roles y responsabilidades de cada actor durante la crisis. El comité debe tomar en cuenta toda la información posible del evento en su desarrollo (duración, lugar, procesos afectados, actores involucrados, respuestas, entre otros.)

Al culminar este proceso se entra en la etapa de la postcrisis.

Lo primero a hacer en esta fase es cerciorarse que, en efecto, ha culminado el evento y que no existen riesgos de que reinicie. Al constatar ello, entramos a una etapa de evaluación.

Al finalizar la crisis debe iniciarse inmediatamente un proceso de apreciación cualitativa y cuantitativa de los daños.  Aquí deben incluirse todos los factores involucrados o afectados, ya sean personas, estructuras, imagen corporativa, procesos de gestión, entre otros.

De igual forma, se debe incluir en la valoración la efectividad de las medidas adoptadas, evaluando los aciertos y errores. Se deben identificar cuáles medidas fueron más efectivas que otras, cuáles son necesarias o innecesarias, y cuáles se tienen que reforzar o complementar.

Cuando se realizan simulacros se aplica de igual forma la etapa postcrisis a fin de evaluar los resultados.

Ejemplos de manejo de crisis empresarial

Para facilitar la comprensión de los contenidos, a continuación se presenta un ejemplo de manejo de crisis empresarial en todas las etapas.

Imaginemos un escenario en que se presenta un accidente laboral en las áreas operacionales de una empresa. Un operador se encontraba trabajando en altura y al bajarse de una escalera se resbala y sufre una fractura.

Cumpliendo con las etapas del manejo de crisis empresarial, lo primero es prevenir las acciones y medidas a aplicar cuando ocurra un evento de este tipo. Se deben haber preparado previamente los canales a seguir para la atención del herido.

Es muy recomendable usar diagramas, ellos facilitan la comprensión del contenido del plan por parte de los involucrados y resumen el contenido de las acciones a seguir.

El plan de atención para esta emergencia debe incluir los canales de comunicación a seguir, así como los actores internos y externos involucrados. Para este caso, los principales involucrados son el departamento de operaciones, el de seguridad laboral y los centros asistenciales a donde se traslade el herido.

Se deben incluir números de teléfonos de los involucrados, centros médicos cercanos al sitio de trabajo, rutas a usar, vehículos a usar. De ser posible, y de contar dentro del equipo con personal certificado, se pueden incluir, dependiendo de la gravedad de la herida, los primeros auxilios a aplicar.

El plan también debe tener definido qué procesos seguir para la evaluación de las respuestas realizadas en cada momento y los aspectos a evaluar. Por ejemplo, reuniones con los departamentos involucrados, evaluación de la estructura, medidas de seguridad por revisar, información suministrada, entre otros.

Al darse el evento se aplican todos los pasos diferenciados en el plan, se activan los canales de comunicación y respuesta, y posteriormente se evalúan las causas del evento y las medidas preventivas que fallaron, así como la imagen de la empresa con respecto a su efectividad en la prevención y atención de accidentes.

Conclusión

Todas las organizaciones están expuestas a riesgos, pero prepararnos para ello hará la diferencia entre lograr superarlo o ser victima de sus efectos. El manejo de crisis empresarial, representa una herramienta efectiva para la estabilidad de la empresa en tiempos difíciles.

Esta herramienta permite manejar variables externas e internas que afectan a la organización y que ponen en riesgo la imagen de la empresa, sus relaciones y su estructura.

Si deseas la permanencia de tu empresa a través del tiempo, sin importar los riesgos o amenazas que se presenten, preparar un Plan para Manejo de Crisis Empresarial es tu mejor opción para lograr este objetivo.

Te puede interesar:

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *