Consigue Fuentes de Financiamiento para Tu Negocio

Publicado por
5.0
03

Las fuentes de financiamiento son uno de los principales motores que mantienen con vida a tu empresa. Sin el financiamiento una buena idea puede quedarse en eso, una simple buena idea que no se pudo desarrollar.

La actividad de negocios más importante es conseguir el capital para poder invertir luego en el desarrollo y mantenimiento de la estructura económica de tu emprendimiento, de esto depende absolutamente todo.

En pocas palabras, las fuentes de financiamiento son las vías que puedes utilizar para conseguir el capital, interno y externo, que requieres para tu empresa.

Cómo conseguir fuentes de financiamiento para tu empresa

Lo primero que necesitas saber es que aunque las fuentes de financiamiento las puedes utilizar para iniciar tu proyecto, la verdad es que no es su única función.

Puedes apoyarte de dichas fuentes en tres casos:

  1. Iniciar tu nuevo emprendimiento.
  2. Solventar la falta de liquidez en las operaciones diarias, por ejemplo, comprar insumos, mantener el inventario, pagar sueldos, etc.
  3. Expandir tu negocio en caso de no contar con los recursos.

Además de lo anteriormente mencionado, también necesitas tener en mente que necesitas buscar las fuentes de financiamiento que mejor se adapten a tus necesidades y tipo de negocio.

Cada una de las fuentes de financiamiento tienen sus propias características, ventajas y desventajas, y es primordial tener eso en cuenta al momento de buscar financiamiento.

Las fuentes de financiamiento son la vía para que tu empresa pueda lograr su crecimiento. Clic para tuitear

También cabe destacar que quienes van a proporcionar el capital, en el caso de una fuente externa, son entidades o personas que buscan un beneficio, pero de quienes necesitas conocer sus antecedentes, su perfil y, dependiendo el caso, sus socios.

Anteriormente existían pocas fuentes de financiamiento, pero con la llegada de la era digital todo eso ha cambiado, hoy existen muchas maneras de llamar la atención de tus posibles inversionistas.

Consejos para conseguir fuentes de financiamiento

  • Necesitas dar una buena primera impresión, debes poder lograr llamar la atención con tu proyecto para que las diferentes fuentes de financiamiento se fijen en ti.
  • Tener muy claro los objetivos que deseas lograr, la problemática o necesidad que deseas cubrir debe ser claro para ti y tus inversores.
  • Todas las fuentes de financiamiento quieren poder sentir que tu idea es algo sólido, algo más allá de una sencilla idea; los inversores quieren ver que eres una empresa y eso es lo que debes entregarles.
  • Además de la solidez, los inversores siempre van a querer saber en que será usado su dinero, por lo tanto, debes tener un plan de financiamiento en donde puedas ser lo más especifico posible respecto al destino de la inversión.
  • Lo más importante que necesitas hacer es poder generar confianza ante las distintas fuentes de financiamiento.

Las fuentes de financiamiento más utilizadas

  1. Las tres F

Se le conoce como las tres F porque se refiere a las palabras en inglés Friends, Family y Fools. Es la fuente de financiamiento más antigua del mundo, pero que solamente es efectiva con ideas pequeñas.

La ventaja es que al tratarse de un proyecto pequeño no se necesita de mucha justificación ante tus inversores, los plazos son muy flexibles. Sin embargo, la mayor desventaja es que este tipo de financiamiento no se puede usar a largo plazo.

Todo emprendimiento que pudieras haber puesto en marcha gracias a la inversión de tus amigos y familiares lo debes considerar como una financiación de las tres F.

  1. Capital Semilla

Es un tipo de capital de riesgo que es utilizado para la creación de la nueva empresa que tengas en mente, esa es la razón de que se le llame capital semilla, porque se presenta en la fase más temprana del emprendimiento.

El financiamiento obtenido mediante este medio se suele utilizar para el simple desarrollo de la idea o del producto.

Cabe destacar que los inversores suelen ser los mismos creadores de la idea, los involucrados en la triple F o inversores externos.

  1. Los ángeles inversionistas o business angels

Se trata de individuos que se encargan de invertir su propio dinero en proyectos que se encuentran en una fase muy temprana de desarrollo.

Una gran ventaja de los bussiness angels es que además de entregar su capital, también aportan su experiencia en el mundo de los negocios, muchas veces incluso sus contactos.

Algunos de los más famosos business angels son:

  • Ron Conway: Invirtió en muchas de las más grandes compañías de los últimos 10 años, tales como Google, Twitter, Square y Paypal.
  • Reid Hoffman: Es el CEO y fundador de LinkedIn y además invirtió en Facebook, Zynga y Flickr.
  • Peter Thiel: Es el cofundador de Paypal, pero es el inversor ángel de LinkedIn, Friendster y Facebook, obteniendo el 10% de las acciones de esta última.
Cada fuente de financiamiento es distinta, esta dependerá del tipo y del tamaño de tu negocio. Clic para tuitear
  1. Capital de riesgo o Venture Capital

Se trata de un grupo de inversionistas privados que aportan a tu empresa un financiamiento a cambio de una parte de ella, es decir, además de ser inversores también pasan a ser socios igualitarios.

Por ende, la mayor diferencia entre los business angels y el capital de riesgo es el intercambio que te proporcionan.

Los inversionistas que participan en el capital de riesgo buscan empresas que puedan crecer rápidamente, con modelos de negocios innovadores y que estén en una etapa temprana de desarrollo.

  1. Crowdfunding

Es cuando buscas el apoyo y el financiamiento de la comunidad, se hace muy a menudo mediante páginas de Internet especializadas en donde los emprendedores exponen sus ideas y el público decide ayudarles.

La persona que se involucra en el proyecto obtiene algún tipo de recompensa que la empresa considere justa, por ejemplo, la entrega del producto y/o servicio de forma anticipada.

Algunas de las más exitosas páginas web para que puedas poner en marcha el crowdfunding son:

Cabe mencionar que el crowdfunding tiene un límite de dinero por proyecto.

  1. Financiamiento bancario

Suele ser un poco difícil que las agencias bancarias puedan hacerle préstamos a los nuevos emprendedores, por este motivo es que, aunque para muchos es la primera opción, también es la primera piedra en el camino.

Debes tener siempre en cuenta las condiciones que te propone el banco, por ejemplo, el tipo de interés, las comisiones, los plazos de amortización y el período de carencia.

También es muy importante destacar que los bancos se fijan primordialmente en:

  • Las garantías que puedes aportar.
  • El plan de tu empresa, en donde se incluya un plan financiero.
  • La información financiera de tu empresa, en caso de que ya se encuentre operando y lo que desees sea un préstamo para ampliarla.
  • Tus antecedentes bancarios.

Tipos de fuentes de financiamiento

Las fuentes de financiamiento se pueden dividir de la siguiente manera:

  • Según su procedencia:

El financiamiento interno, el cual se genera mediante el ahorro de la empresa, es decir, el autofinanciamiento.

Y el financiamiento externo, como su nombre indica, se refiere a todos esos recursos que proceden de todos aquellos agentes independientes del trabajo de la empresa.

Las cuotas de amortización son un financiamiento interno, mientras que los préstamos, créditos y todo el capital social son un financiamiento externo.

Antes de pensar en financiamiento debes considerar factores como la pérdida o ganancia de autonomía financiera, el acceso a las fuentes, las garantías requeridas, los intereses y el plazo para la devolución. Clic para tuitear
  • Según la propiedad:

Si los recursos son propiedad de tu empresa, entonces se le considera una fuente de financiamiento propia.

Pero si, por el contrario, el capital obtenido genera para la empresa una deuda o implica una obligación, es considerada una fuente de financiamiento ajena.

  • Según el plazo de devolución:

Se le considera una fuente de financiamiento a corto plazo a todas aquellas deudas u obligaciones que deben ser pagadas en menos de un año.

Por ejemplo, las líneas de descuento comercial y las líneas de crédito que otorgan los bancos.

Y, por ende, todos aquellos préstamos que deban ser pagados en un plazo mayor de un año son considerados una fuente de financiamiento a largo plazo.

El mejor ejemplo posible de esto son los préstamos bancarios que otorgan dichas entidades a los emprendedores, pero esto también dependerá del tipo de préstamo que proporcione el banco.

Ejemplos de fuentes de financiamiento

Además de las fuentes de financiamiento anteriormente mencionadas, también tenemos otras que son utilizadas por los emprendedores.

  • El Leasing

Es también conocido como el arrendamiento financiero. Se trata de comprar un activo y pagarlo como si de un alquiler se tratara, aunque puedes optar por comprar dicho activo una vez que las cuotas de alquiler se acaben.

En pocas palabras, alquilas algo, ya sea la maquinaría o la infraestructura que necesite tu empresa, dicho alquiler podrás pagarlo en cuotas con sus respectivas comisiones e intereses, pero una vez finalizadas dichas cuotas podrás comprar lo alquilado.

  • Renting

Es muy similar al leasing, pero en este caso se encuentra menos regulado y, además, al finalizar el plazo de arrendamiento la posesión no es vendida.

Con este tipo de financiamiento logras alquilar todo lo que necesites para tu empresa, nuevamente siendo pagado en cuotas.

  • Confirming

Si tu empresa obtiene una deuda y no posee la liquidez necesaria para poder solventarla, puedes acudir al confirming para que ellos se encarguen.

Se trata de una entidad financiera que soportará el pago de tu empresa a cambio de un interés fijado.

  • Sociedad de Garantía Recíproca o SGR

Usada principalmente por pequeñas y medianas empresas, se trata de una fuente de financiamiento que otorga avales, pero, al igual que con el capital de riesgo, los inversionistas pasan a ser socios.

  • Fondos gubernamentales

Dependiendo del país en el que te encuentres emprendiendo, pueden existir asistencias financieras de parte de entidades gubernamentales.

Aunque son limitadas, en los casos en los cuales se aprueba la ayuda el financiamiento es entregado para iniciar proyectos o para expandir una empresa, en la gran mayoría de los casos suelen ser créditos.

Y, como mencionamos previamente, en algunos casos de éxitos en cuanto a obtener fuentes de financiamiento están empresas como Google, Twitter, Facebook y Oculus, la última usa la plataforma de Kickstarter para financiar sus productos.

Conclusión

El mayor objetivo de toda empresa, más allá de su misión, es su supervivencia, la permanencia entre su competencia, para eso se necesita de fuentes de financiamiento que puedan aportar los recursos necesarios para todo lo que desees implementar.

Se debe tener cuidado y estudiar detenidamente el tipo de financiamiento que se desea obtener, pero las fuentes de financiamiento son una gran ayuda en el crecimiento de tu emprendimiento.

Te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *