Principales desafíos de la distribución logística en América Latina

El mercado y la demanda de logística en América Latina se encuentra en constante crecimiento, aun con limitaciones tecnológicas e infraestructura. Así y todo, hay un panorama de mejoras aunque van a una velocidad menor a la que se le imprime en los países desarrollados de Norteamérica, Europa o Asia, por caso. 

Entre los desafíos más acuciantes que enfrenta la logística en América Latina se ubica la falta de tecnología debido a carencias en la infraestructura. Esto se traduce en un reducido o inexistente uso de aplicaciones y softwares específicos. 

Además, la falta de infraestructura encarece los servicios, los cuales terminan con precios elevados, que los hacen inaccesibles para la mayor parte de las empresas. 

En línea con lo anterior, el informe Logística en América Latina y el Caribe: oportunidades, desafíos, y líneas de acción (BID, sección transporte, 2021) asigna un papel fundamental a la logística para el desarrollo de los países, y señala que a los componentes de infraestructura de servicios se les debe sumar el marco normativo e institucional vigente para valorar el desempeño logístico.

Es decir, los países en vías de desarrollo enfrentan un amplio camino por delante: es cierto que muchas son contrariedades, sin embargo ese panorama desolador puede verse también como una inmensa oportunidad de negocios.

¿Cuáles son los desafíos a enfrentar, entonces?

Falta de tecnología

En América Latina un elevado porcentaje de empresas todavía no cuenta con acceso a plataformas de logística. Esto limita el uso y el acceso de información a los clientes y además, supone un atraso para la mejora de los procesos. La inversión en tecnología ayuda no solo a tener un crecimiento exponencial de los usuarios, sino también, mejoras en los procesos de distribución.

En la industria logística, la digitalización es una avenida de ida. Las empresas del rubro de paquetería podrán reinventarse a partir de mejoras en los equipos, la flota y los softwares específicos. 

La tecnología adecuada permite no solo la optimización de rutas y mejoras en los tiempos de entrega, sino también la oportunidad de detectar posibilidades de crecimiento y expansión, con rubros y target no imaginados hasta ahora.

Frente a un mercado con clientes cada vez más exigentes, el sector está retado por las circunstancias y se ve compelido a implementar nuevas formas de trabajo y seguimiento. 

La automatización de las bodegas, el seguimiento de los procesos de almacén e inventario, así como la disponibilidad de vías de contacto y atención online del cliente con estrategias de omnicanalidad son algunas de las oportunidades más inmediatas.

Aumento de los costos

La logística de paquetería y distribución posee costos elevados. Por lo cual la preocupación de la industria está puesta en conseguir los mejores costos asociados al mejor servicio. En ese proceso la tecnología es la piedra angular. 

Con la pandemia de COVID-19 los aumentos en la logística entre 2020 y 2021 fueron del 50%, esto según un informe elaborado por la Cámara Empresarial de Operadores Logísticos (CEDOL) y en ello el combustible ha sido una de las variables con más peso.

A efectos de mejorar los costos, una plataforma de optimización de rutas asegura el mejor recorrido con base en las entregas programadas, las rutas disponibles y el mejor aprovechamiento de carburantes. 

Incluso frente a situaciones de contingencias o emergencias que requieran un cambio inmediato sobre la hoja de ruta original, el optimizador de rutas propone soluciones confiables y ágiles, con base en datos siempre actualizados.

Alta demanda de la calidad

Como señalamos, los aislamientos obligatorios asociados a la pandemia dejaron nuevos hábitos de consumo, con clientes no solo cambiantes, sino también dispuestos a mayores exigencias y demandas. Este cambio en las expectativas afectó particularmente al sector de la logística.

Los compradores, clientes, usuarios y consumidores finales desean sus productos en casa y que lleguen con rapidez y seguridad. Con el aumento de la demanda de entregas fue necesario buscar soluciones que permitieran satisfacer la creciente demanda y hacerlo a la vez con agilidad y eficiencia.

Diseñar planes de distribución a través de la optimización de rutas, dar soluciones con puntos de envíos y entrega comunes para el retiro de paquetería y un sistema de seguimiento online con certificación digital de entrega fueron algunas de las soluciones que se incorporaron.La creatividad, la innovación y los desarrollos específicos permitieron superar los desafíos de la distribución logística y se presentan de cara al futuro como las estrategias claves para superar los crecientes desafíos de la logística en América Latina.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *