Alianzas Estratégicas: ¿Cómo formarlas?

Publicado por

Las alianzas estratégicas son otras de las herramientas de crecimiento y desarrollo a las que podemos acceder cuando queremos ampliar nuestro alcance, fortalecer departamentos o lograr objetivos que de forma individual nos costaría mucho tiempo e inversión conseguir.

¿Qué son las alianzas estratégicas y por qué tu empresa las necesita?

Las alianzas estratégicas son uniones, convenios, asociaciones o acuerdos que se dan entre dos o más organizaciones con el fin alcanzar un objetivo común. A través de su formación se busca que los involucrados puedan obtener beneficios similares.

Generalmente ocurren para fortalecer algún departamento, área o servicio de las organizaciones, también porque los participantes pretenden metas comunes que de forma individual no podrían o les costaría mucho alcanzar.

Las alianzas estratégicas son convenios, acuerdos o uniones entre dos o más personas u organizaciones que busquen un objetivo común. Clic para tuitear

Entre sus principales ventajas está que permiten renovar o refrescar ideas, esto ocurre gracias al flujo e intercambio de recursos, conocimientos y estrategias que se producirá entre los aliados.

Esta manera de operar se ha vuelto común en las empresas que observan un fortalecimiento dentro de la competencia y hace que deban buscar nuevas alianzas para aumentar su capacidad financiera, productiva, tecnológica, etc.

Tipos de alianzas estratégicas

Entre los tipos de alianzas estratégicas que existen, destacamos las siguientes:

  • Joint Venture. Alianzas donde dos o más empresas se unen para formar una nueva. Se concibe como una tercera empresa que surge de los aportes de capital de por lo menos otras dos.
  • Venture capital. También conocida como capital de riesgo, es cuando una empresa compra acciones de otra. Son entidades financieras cuyo objeto principal consiste en la toma de participaciones temporales en el capital de empresas no cotizadas.
  • Asociación flexible. En ella cada una de las empresas participantes mantienen su independencia y suele ser una unión transitoria para atender un mercado específico de manera temporal.
  • Franquicia. Se rige por un contrato de franquicia mediante el cual una empresa (el franquiciador) transmite a un empresario (franquiciado) su forma de trabajar, incluyendo tecnología, imagen, logos, productos, formación profesional, apoyo continuo, etc. Esto a cambio de una cantidad de dinero que varía según la compañía que ofrezca la franquicia.
  • Outsourcing. Es cuando una empresa identifica que alguno de sus procesos puede ser llevado de manera más eficiente por alguna otra organización, a quienes pasará a contratar para que manejen esa parte del negocio.
  • Alianza de investigación y desarrollo. Es cuando dos organizaciones se unen para desarrollar un producto que luego será utilizado por ambas compañías por separado.
  • Alianza de producción. Cuando las compañías se unen para fabricar algo en conjunto
  • Alianzas de distribución. Acuerdos entre organizaciones que se unen para distribuir mutuamente los productos y servicios de cada una de ellas
  • Alianzas de promoción. Cuando dos compañías se asocian para promocionar sus productos en conjunto.
Existen diferentes tipos de alianzas estratégicas, como por ejemplo las que se enfocan en la investigación y desarrollo de productos o servicios. Clic para tuitear

Tips para formar una alianza estratégica

Todo buen líder debe ser capaz de identificar los momentos en los que buscar nuevos socios para formar alianzas estratégicas. Por lo general, eso ocurre cuando:

  • Necesitamos acceder a nuevos mercados. Es muy común que grandes empresas recurran a alianzas estratégicas cuando piensan incursionar en otros países. Aunque por lo general se alían con empresas pequeñas, estas poseen la ventaja de conocer a profundidad el mercado local.
  • Equiparse de nuevas tecnologías. Muchas empresas y organizaciones utilizan los socios tecnológicos cuando quieren actualizar, modernizar o mejorar algún proceso productivo.
  • Buscar innovaciones. Para quienes manejamos negocios, sabemos que una de las estrategias para mantenernos dentro del mercado es a través de la innovación. Un ejemplo muy común es cuando grandes empresas buscan aliarse con pequeños empresarios quienes poseen algún producto o servicio innovador que puede expandirse o masificarse.
  • Minimizar los riesgos. Un motivo recurrente entre empresas es buscar alianzas estratégicas para minimizar los riesgos de nuevas inversiones, investigaciones o proyectos.

Consejos para una alianza estratégica

Para encontrar buenos aliados y mantener sólidas y fructíferas relaciones con ellos, te sugerimos que tomes a consideración los siguientes tips:

  • Identifica los aliados correctos. No con todas las organizaciones podrás formar una alianza, por eso debes ser muy cauteloso a la hora de escoger con quien unirte. Siempre busca organizaciones que posean una sólida estructura de trabajo y concreten acuerdos en los que ambos puedan verse favorecidos.
  • Comunícate. Es muy importante que mantengas a tu aliado informado de las operaciones y actividades que realices, para eso te recomendamos establecer los canales de comunicación por los cuales se mantendrán en contacto.
  • Entiende las necesidades de tu socio. Las organizaciones y empresas que aceptan las alianzas estratégicas es porque, al igual que nosotros, buscan obtener algún beneficio. En tal sentido, es sumamente importante que conozcas las expectativas de tus socios con respecto al alianza formada.
  • Honestidad. Si tu objetivo es mantener la alianza por mucho tiempo, lo ideal es que desde el principio seas honesto con tu socio, ya que llegará el momento en que debas cumplir con los compromisos que hiciste al iniciar. Evita prometer cosas que no vas a ser capaz de cumplir más adelante.
Para mantener buenas relaciones con nuestros socios durante alguna alianza, es importante mantener la comunicación y la honestidad con ellos. Clic para tuitear

Ejemplos de alianzas estratégicas

Para comprender mejor las ventajas que ofrece una alianza estratégica, a continuación te presentamos algunos casos de éxito de alianzas entre organizaciones:  

Edx es una plataforma educativa muy popular la cual pone a disposición de sus usuarios un sinfín de recursos formativos para estudiantes y profesionales de todas las áreas.

Esta web surge de la alianza entre la Universidad de Harvard y el MIT (Instituto de Tecnología de Massachusetts), quienes deseaban poner a disposición del público cursos gratuitos.

Al igual que el caso anterior, esta es una web educativa que inició tras la alianza de las universidades de Princeton, Michigan, Pennsylvania y Stanford. Posteriormente fue ampliando su red de socios y hoy día cuentan con más de 100 participantes.

  • Nescafé y Edreams

En el año 2012 la compañía aérea Edreams y Nescafé se unen para promocionar un sorteo en conjunto que llevaba por nombre “Volando un Nescafé”, donde los participantes tendrían la oportunidad de ganar 4 vuelos a 10 ciudades diferentes.

Para participar, los interesados debían seguir por Facebook las páginas oficiales de ambas empresas, luego ingresar a la promoción “Volando un Nescafé” y contestar las preguntas que allí aparecían.  

Conclusión

Las alianzas estratégicas son una excelente opción para quienes desean ampliar su mercado, armarse de nueva y moderna tecnología o fortalecer sus recursos financieros, productivos y humanos.

Existen diferentes tipos de alianzas estratégicas, pero para escoger entre una u otra debemos evaluar y tener muy claro lo que esperamos de esta alianza.

Te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *